Retar las alturas es una de las obsesiones del ser humano, ya que estamos desprovistos de alas, hemos ideado otras técnicas para no perdernos la emoción de ver todo desde lo alto y experimentar las sensaciones extremas que se viven a varios pies de altura. Si te gustan este tipo de experiencias, te presentamos 4 alternativas de planes para volar en Colombia.

Del suelo al cielo, en Sopó

Parapente1Parapente, esa atractiva ‘cometa’ que por acción del viento te eleva y te lleva a volar, convirtiéndose en tus alas impulsadas por el viento. Y mientras tanto el paisaje a tus pies se extiende y te deja observar su belleza a plenitud.

Por eso los vuelos de parapente en Sopó, son un excelente plan de fin de semana, o entre semana si te animas, lo que necesitas es un buen clima y una dosis de coraje para vivir este plan, que además de brindarte grandes emociones te dejará apreciar la belleza de la Sabana de Bogotá, e inclusive, a lo lejos, ver la enigmática Laguna de Guatavita.

Del cielo al suelo, en Flandes

paracaidismo_skydive1Saltar en paracaídas es totalmente diferente al parapente, quien te diga lo contrario nunca ha vivido ambas experiencias. En el parapente te elevas, en cambio el paracaídas te deja vivir la emoción de la caída libre, por segundos rompes el viento y te dejas caer para luego volar.

Los cielos de Flandes, Tolima, son excelente escenario para estos saltos, dado que allí los vientos no son tan fuertes y la mayor parte del tiempo el cielo está despejado, lo que facilita las condiciones perfectas para tomar la instrucción en tierra y saltar.

Un paseo por los cielos antioqueños

HelicopteroSi prefieres las emociones menos fuertes, puedes elegir un vuelo panorámico en helicóptero o en avión, por los sitios turísticos de Medellín, o un vuelo por los encantos de Jericó o Guatapé. La belleza de esta región es encantadora y este plan es perfecto para toda la familia.

Si prefieres ponerle algo de emoción, también puedes ser piloto por un día y aprender sobre el manejo y funcionamiento de las aeronaves, vivir una sesión en el simulador y acompañar como copiloto al piloto del helicóptero.

Canopy, un buen vuelo para empezar

CanopySi no estás muy convencido de vencer el miedo a las alturas, puedes probar primero un vuelo en Canopy, una práctica que consiste en recorrer cierta distancia entre dos plataformas, a una considerable altura e inclinación. El vuelo se realiza a través de un arnés sostenido a un cable que une las plataformas.

Algunos de los vuelos son de observación, es decir que el trayecto es largo, pero el recorrido es lento, para que puedas apreciar el paisaje; por el contrario, existen otros más extremos, donde lo que prima es la velocidad y las emociones extremas.

Todos estos planes los puedes encontrar y reservar en Turkiis.com, anímate y vuela, vuela