Si yo digo Caquetá, tal vez tu primer pensamiento no sea el de un lugar agradable para el turismo; no lo podemos negar, por mucho tiempo para los colombianos este departamento era sinónimo de “zona roja”, un término que solemos utilizar para denominar a los territorios golpeados por la violencia.

Pero la realidad actual es otra, Caquetá no es más una zona roja, Caquetá es un destino multicolor, pleno de biodiversidad. En él habitan más de 3.000 especies de anfibios, peces, aves, mamíferos, reptiles y plantas que llenan de colorido los más de 90.000 km2 de extensión de este maravilloso departamento colombiano.

Además de la biodiversidad de flora y fauna, este territorio destaca por la variedad de su geografía; la zona montañosa de la Cordillera Oriental, los llanos del Yarí y el selvático piedemonte amazónico, todos aportan a la diversidad de climas, suelos y vida silvestre que puedes encontrar en Caquetá.

Montaña y llanura en un solo lugar

Rivera del Rio OrteguazaUna de las razones por las que este departamento, ubicado al suroriente de Colombia, posee esta magnífica riqueza, es por su privilegiada posición geográfica, ya que en él confluyen la vertiente oriental de la Cordillera Oriental, que presenta elevaciones màximas de 3.000 msnm.; y la llanura amazónica, que reúne mesetas, montes y planicies aluviales.

De esta manera, en un mismo departamento puedes encontrar exuberantes ecosistemas de llano y montaña; asimismo, los ríos que nacen en la parte montañosa, riegan las vastas llanuras, lo que enriquece los suelos y hace florecer la belleza que destaca el paisaje del Caquetá.

Por todo esto, los paisajes de esta región han sido declarados territorio protegido, de manera que los proyectos que allí se desarrollan, deben aportar a la conservación de su riqueza natural y cultural, pues también alberga 25 tribus y 30 resguardos indígenas están asentados actualmente en este departamento.

Escenarios para la contemplación de la vida silvestre

Esta zona, que como ya dijimos ha dejado de ser “roja” y ahora florece multicolor, trabaja día a día para atraer y conquistar más y más visitantes, ya que sus maravillas son algo digno de compartir con el mundo y sobre todo con los compatriotas, que por tanto tiempo se han perdido de sus espectaculares dones a causa de la violencia absurda.

Por eso los pobladores de este departamento trabajan día a día en la consolidación del Caquetá como uno de los principales destinos para el turismo ambiental y de aventura, pero siempre manteniendo una política de desarrollo sostenible que apoye el objetivo de conservación de las maravillas naturales de este territorio.

De allí nacen iniciativas como la Finca Las Palmas, un sitio sonde puedes ir a disfrutar de diversas actividades de contemplación natural, como el avistamiento de aves o la espeleología; o por el contrario vivir aventuras de adrenalina pura, como practicar torrentismo o rafting.

Lo mejor de todo es que sitios como este, se encuentran a escasos minutos de la capital de Caquetá, Florencia. Una ciudad vibrante que cuenta con excelentes opciones de alojamiento, que cuentan con toda la infraestructura para ofrecer comodidad y confort a los viajeros.

Si tu pasión es la naturaleza, no hay excusa para no disfrutar el multicolor de esta zona multicolor del país y dejarte encantar por sus parajes.