Todos disfrutamos de esos días cálidos de verano, playa, agua y sol, y a la hora de escoger el destino de nuestro viaje preferimos ese clima cálido que lo incluye todo y que es perfecto para broncearnos y andar en sandalias y con ropa ligera.

accessories-84528_640

Es relajante solo imaginarlo! Sin embargo sabemos que el sol no solo nos ayuda a obtener el color dorado en nuestra piel, también es perjudicial para ésta si no se tienen los cuidados adecuados. Puede causar envejecimiento prematuro, manchas, arrugas y/o resequedad.

Por ello es necesario que durante nuestras vacaciones tengamos presente algunas recomendaciones para disfrutar con tranquilidad estos días tan esperados:

– Utiliza protector solar: los beneficios del protector solar son todos. Te recomendamos utilizarlo 15 minutos antes de exponerte al sol y cada vez que salgas del agua.

– Usa ropa adecuada: si vas a estar todo el día fuera es recomendable que uses ropa ligera pero que cubra la mayor parte del cuerpo, o al menos las zonas más delicadas como los hombros, espalda y pecho. De esta manera evitarás la acción directa del sol y las irritaciones.

children-909272_640

– Lleva sombrero: o un gorro que proteja tu rostro de los rayos directos del sol

– Limpia tu rostro: es necesario hacerlo al menos 2 veces al día, así tu piel podrá respirar y recuperar su suavidad.

– Toma suficiente agua: el agua te mantiene hidratado y además también hidrata tu piel.

– Mascarillas caseras: son ideales para refrescar tu piel y mantenerla suave y tersa. Puedes hacerlas en la noche con pepino o Sábila.

– Evita estar expuesta al sol de 10:00 de la mañana a 4:00 de la tarde. En este horario los rayos solares son de mayor intensidad. Si no puedes evitar la exposición, no olvides utilizar tu protector solar y tu sombrero.