En una entrada anterior te contamos de qué se trata el turismo inteligente y qué lo distingue del turismo tradicional. Como estamos seguros que quieres pertenecer a esta revolución en la forma de viajar, te presentamos este decálogo del viajero inteligente.

1. Se atreve a soñar, pero se informa

No elige sus destinos solo por capricho o antojo. Antes de elegir busca en internet información acerca del lugar donde quiere ir, cuáles son sus sitios de interés, el clima, las actividades que ofrece, etc. Esto le permite saber si realmente el sitio escogido responde a lo que imagina.

2. Planea y presupuesta su viaje

Una vez elegido el destino, el viajero inteligente busca en línea los proveedores de servicios que necesita para su viaje; alojamiento, alimentación, actividades, traslados, etc., y hace un presupuesto de acuerdo a los costos de cada uno, así sabe cuánto va a invertir y no tendrá que acudir a la improvisación o las aproximaciones.

3. Compara calidad de servicio en lugar de precios

Revisa los comentarios y calificaciones que los viajeros dejan de cada lugar o servicio, estos son clave a la hora de elegir con quien reservar. El precio bajo no es su objetivo, pues sabe que las buenas experiencias suelen costar un poco más.

4. Incluye a sus acompañantes en la planeación del viaje

Si viaja acompañado, valora la opinión de sus acompañantes y permite que elijan las opciones de servicios que quieren incluir y así diseñar sus itinerarios juntos.

5. Elige entre los proveedores más calificados

El viajero inteligente no considera el precio más bajo como un factor clave en su elección; prefiere aquellos proveedores que se destacan por ofrecer seguridad, calidad, confianza y servicio.

6. Contacta al proveedor para resolver sus dudas

El turista inteligente jamás va a ciegas a ningún lugar, prefiere conocer de primera mano los detalles de cada actividad; tener contacto con el proveedor aporta a la construcción de confianza antes de viaje.

7. Reserva siempre antes de viajar

Evitar sobrecostos, aprovechar tarifas y promociones de temporada, asegurar cupo en las actividades de alta demanda y ser precavido al llevar poco efectivo, son algunos de los objetivos de reservar con antelación los servicios turísticos que el viajero inteligente planea utilizar.

8. Comparte su experiencia

El viajero inteligente no es egoísta, desea que otros vengan a disfrutar el destino que eligió, así que comparte fotografías y videos de su viaje para enriquecer las experiencias futuras de sus amigos y familiares… ah y para que los que están en casa sepan lo bien que la está pasando.

9. Califica siempre a cada proveedor

Calificar el excelente servicio recibido es la manera en que el turista inteligente agradece la calidad de sus proveedores. Así les muestra a otros viajeros inteligentes que este oferente es una alternativa confiable y segura a la hora de contratar servicios turísticos, o por el contrario les advierte si no resultó ser lo que esperaba.

10. Todo lo hace en línea, en un solo lugar

Todo lo anterior, el viajero inteligente lo hace en Turkiis.com, el punto donde puede planear, reservar y viajar con seguridad, servicio, calidad y confianza. Ya no tendrá que ir de una web a otra, pues esta plataforma integra los proveedores más calificados del país; así que solo debe elegir un destino, marcar como favoritos las actividades y servicios que le interesan, contactar al proveedor y reservar.

 

Turkiis.com el sitio donde puedes hacer turismo inteligente.