No importa el destino, incluso cuando no viajas, el protector solar es el infaltable en tu rutina diaria, pues a pesar de lo que convencionalmente se cree, el sol y su radiación no toman vacaciones cuando tú estás en casa.

El protector solar debe acompañarte día a día, pero en vacaciones solemos estar más expuestos a los rayos y radiaciones solares, porque pasamos más tiempo en espacios abiertos. Sin embargo, cuando no vamos a clima cálido o destinos soleados, como Playa Blanca en Santa Marta o de city tour por Cartagena, solemos no llevar protección solar porque creemos que allí el sol no nos va a quemar.

Si no lo veo y no lo siento, no me quema

nievebloqueadorEsta creencia no es para nada cierta, el sol está ahí, incluso cuando el cielo está nublado y hace mucho frío. De hecho, en lugares elevados como el Nevado del Cocuy, la radiación solar es mucho más peligrosa y si visitas los picos nevados, el riesgo aumenta, pues los rayos se reflejan en la nieve.

Por eso, aunque el frío te haga pensar en la ausencia total del sol, debes aplicarte un protector solar de alto espectro en nariz, orejas y pómulos, que suelen ser las únicas partes expuestas en climas gélidos.

Aún bajo la sombra, lo mejor es proteger la piel

caminatas_granadaSi vas a clima cálido o selvático, debes proteger toda la piel, incluso si no está expuesta directamente, pues los materiales de las prendas vaporosas suelen proteger poco de las quemaduras y, lo más importante, de la radiación.

Salir de Caminata Ecológica en Granada Meta, por ejemplo, requerirá que lleves el protector, pues lo recomendable es renovarlo cada 3 horas si estás en total reposo y cada dos o menos si estás activo y empiezas a sudar.

El bloqueador no ‘bloquea’ el bronceado

2-nights-at-mucura-island-7Si playas como Isla Múcura o Taganga te llaman, seguramente querrás broncearte y la creencia es que la protección no dejará que el color canela se tome tu piel. Pues lo que puedes hacer es usar un protector o bronceador de bajo SPF, menos de 15, pero aplicarlo con mayor frecuencia para mantener la piel protegida.

Importante: evita que esta exposición sea entre las 10 a.m. y las 2 p.m. pues en lugar de adquirir un bonito bronceado correrás el riesgo de parecer un camarón asado y además causarás graves daños a tu piel. En este horario es mejor un protector de alto SPF y mantenerte a la sombra.

Bajo el agua también necesitas protección

Además, si te sumerges en el mar, el río o la piscina debes, primero usar una crema solar resistente al agua, que aplicarás mínimo 30 minutos antes de entrar al agua y renovarás la aplicación una vez salgas de ella.

Así, queremos hacer énfasis en que el uso del protector solar no sólo te ayuda a disfrutar de unas vacaciones sin quemaduras, sino que es un tema clave para proteger tu salud y la de tu familia. Turkiis.com te recomienda tomar vacaciones y siempre recordar el protector solar.