En búsqueda de nuevas experiencias, muchos viajeros se interesan en la práctica de actividades o deportes de aventura. Sin embargo, para que el paseo soñado no se convierta en pesadilla, deben tenerse en cuenta ciertas precauciones a la hora de vivir estas ‘experiencias extremas’ por primera vez.

Elegir cuidadosamente con quién contratar tu aventura

Normalmente la persona o empresa con quien contratas el servicio se encarga de toda la logística de la actividad, el equipo de protección necesario, la capacitación requerida, el traslado hasta el lugar de la práctica, etc. Por tanto, debes tener mucha precaución al seleccionarla, pues de su profesionalismo depende que puedas divertirte con seguridad. Busca prestadores de servicios calificados y conocedores en la práctica que planeas realizar.

Antes de decidirte resuelve todas tus dudas

Un prestador de servicios calificado siempre estará atento a resolver todas tus inquietudes, pues entiende que una actividad de aventura no es algo que se hace a diario. Por eso no temas preguntar hasta el más mínimo detalle que necesites aclarar, por ejemplo qué tipo de ropa debes llevar, qué elementos no son aconsejables, qué tipo de terreno van a recorrer, la edad mínima para participar… en fin, cada pregunta que se te ocurra es válida y las respuestas del experto que te guiará seguro te ayudarán a prepararte mejor.

Es importante seguir instrucciones

Seguir las indicaciones del guía es sumamente importante, esa es la voz calificada para decirte qué debes y qué no debes hacer durante la actividad; por esta razón es que tu prestador de servicios debe ser experto, seguro y confiable, ya que como buen neófito, tú debes seguir hasta la más mínima instrucción y no arriesgarte a sufrir un accidente por andar improvisando en un terreno que desconoces.

En el caso de las caminatas ecológicas o los recorridos por lugares apartados, el consejo es seguir el camino trazado por el guía y no perderlo de vista, así evitamos extravíos.

Lleva ropa y zapatos apropiados

Esta es una de las cosas que debe indicarte el proveedor de servicio o que tú debes preguntarle, pues puede que necesites ropa abrigada, zapatos deportivos, guantes, gorra, vestido de baño, ropa de cambio, lentes de sol, etc. Esto es clave para tu comodidad durante la actividad y hasta para tu seguridad.

Recuerda que si la actividad es en el agua, como canotaje o rafting, debes proteger los elementos que no puedan mojarse, como celulares, cámaras, tablets. Lo mejor es envolverlos en algo plástico y llevar un morral o riñonera de material impermeable donde transportarlos.

Verifica las exigencias de la actividad

Algunas actividades de aventura exigen un buen estado físico para practicarlas. Posiblemente no necesites ser atleta, pero sí de cierta fuerza física. Por ejemplo, para visitar el Pueblito Chayrama en el Parque Tayrona debe hacerse una caminata ascendente de 3 horas, terreno difícil que requiere un nivel de esfuerzo mayor.

Por eso, si tú o alguno de tus acompañantes tiene alguna limitante en el movimiento o sufre de alguna afección respiratoria o cardíaca, lo recomendable es preguntarle al organizador de la actividad si es conveniente su participación.

Encuentra los mejores proveedores de servicios de turismo de aventura en el Catálogo de Turkiis.com