Santa Marta, conocida como Distrito Turístico, Cultural e Histórico, es la ciudad más antigua de Colombia y cuenta con más de cien playas y una sierra nevada.

Su variedad de fauna y flora y su inigualable patrimonio arquitectónico, hacen de la zona una de las más visitadas y apreciadas por turistas nacionales y extranjeros.

Al nivel del Mar caribe, Santa Marta cuenta con una temperatura promedio de 30°C. Aunque las brisas provenientes de la Sierra Nevada de Santa Marta hacen predominar el ambiente seco, la región cuenta con varios tipos de vegetación, como húmeda tropical y seca, ofreciendo la mayor biodiversidad del mundo.

Santa Marta, además de sus bellas playas blancas y aguas tranquilas, está bañada por reconocidos ríos como el Manzanares, el Gaira, el Piedras, el Guachaca, el Mendiguaca, el Buritaca, el Don Diego y el Palomino, donde los turistas también pueden darse un refrescante baño de agua dulce junto al mar.

1427904385_santa_marta2

Entre sus sitios turísticos más reconocidos se encuentra el Parque Nacional Tayrona, cuya visita es obligatoria e inolvidable. Este parque es conocido como el principal centro urbano de la antigua civilización Tayrona y cuenta con uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de esta cultura. El Tayrona ofrece planes para el descanso y la contemplación a través de sus playas blancas y aguas tranquilas. También ofrece caminatas, recorridos a caballo, natación, careteo y buceo autónomo.

Por su parte, la Sierra Nevada de Santa Marta también se convierte en uno de los atractivos turísticos más importantes de la región. Esta montaña de más de 5.000 metros de altura, cuenta con todos los pisos térmicos y está declarada por la UNESCO como Reserva de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad gracias a la gigantesca red de ecosistemas en la que se encuentran innumerables formas de vida y varias comunidades indígenas.

Igualmente, Santa Marta cuenta con bellas playas, entre las que se encuentra El Rodadero, un símbolo turístico de la ciudad.

Más hacia el oeste, la Quebrada Valencia ofrece un refrescante baño en medio de la selva, donde se puede apreciar gran variedad de fauna y flora.

Para los amantes de la historia y la cultura, se encuentra la Quinta de San Pedro Alejandrino fundada en 1608 y considerada un Santuario de la patria, en la que actualmente se produce ron, miel y panela.

También, la Catedral Basílica de Santa Marta, primera basílica construida en América Latina en 1765, está llena de recuerdos y leyendas que llenan de orgullo a los samarios.

Claustros, haciendas, parques, playas y museos, convierten a Santa Marta en un destino turístico único, que además ofrece una increíble gastronomía y eventos y festividades que dejan ver la alegría de su gente.