Negocios

La Catedral de Sal se constituye no sólo como el mayor atractivo turístico de Zipaquirá, si no también como un exclusivo y poco tradicional Centro de Convenciones. En la actualidad la Catedral cuenta con 9 escenarios distintos que cuentan con toda la infraestructura para desarrollar eventos corporativos y sociales y que pueden albergar hasta 3000 personas.

Aun estando tan cerca de Bogotá, la economía de la población está centrada en actividades rurales como la ganadería lechera y el cultivo de papa, siendo este territorio el mayor proveedor de este tubérculo en el país.

Asimismo, el cultivo de flores y la producción, procesamiento y refinamiento de sal son otro de los renglones principales de la economía zipaquireña.

La oferta hotelera en Zipaquirá está compuesta por pequeños hospedajes que ofrecen casi que un servicio personalizado a sus huéspedes, sin contar con la infraestructura de las grandes cadenas internacionales.

Cultura

En el centro histórico de Zipaquirá es posible encontrar edificaciones de estilo colonial republicano, alrededor de parques y plazas que guardan testimonio de grandes gestas independentistas. La Plaza de los Comuneros, la Plaza de la Independencia, la Casa de Gobierno, la Plaza Villaveces y la Estación del Tren, declarada monumento nacional, son lugares históricos que no puedes dejar de visitar.

También debes visitar el Museo Arqueológico de Zipaquirá, que cuenta con una colección de más de 1000 piezas arquelógicas, pertenecientes a 14 culturas indígenas prehispánicas. Asimismo, no te pierdas la experiencia de conocer el proceso de saturación y disolución de la roca de sal y las diferentes etapas de conformación del domo salino que dio lugar a la Catedral de Sal, en el Museo de la Salmuera.

Otra de las grandes atracciones culturales de Zipaquirá son el Teatro Bicentenario Julio Caro, la Casa Guillermo Quevedo Zornoza y el Centro Cultural Casa del Nobel Gabriel García Márquez; esta última de fundó en la casona donde funcionaba el antiguo Liceo Nacional de Varones, donde Gabo vivió su adolescencia y se aventuró a escribir sus primeras obras.

Por otra parte, si disfrutas de los recorridos por joyas de la arquitectura religiosa, no te puedes perder la imponente Catedral Diocesana, la Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores, la Capilla del Sagrario y la Capilla del Cedro; esta última ha sido declarada Monumento Nacional Religioso, Turístico, Arquitectónico y Cultural.

Deporte y Aventura

Los parajes rurales que rodean la ciudad salina, son excelentes escenarios para la práctica de caminatas ecológicas, cabalgatas y demás actividades que promueven la contemplación de la naturaleza con énfasis en el concepto de protección del medio ambiente.

Asimismo, en Zipaquirá se puede disfrutar de sitios para la práctica del paint ball, circuitos de cuerdas altas y bajas, escalada en roca, rappel, recorridos por pictogramas y senderismo, actividades que se desarrollan en un entorno natural rodeado de bosque y paisajes de belleza inigualable.

También es posible realizar recorridos en bicicleta, ya sea de observación y ciclo turismo o de ciclismo de montaña. Si no llevas tu bicicleta existen lugares donde prestan el servicio de alquiler de estos vehículos, para que disfrutes Zipaquirá en bici.

Descanso – Familia – Parejas

La reconocida Catedral de Sal es el punto más turístico de la ciudad salina. Su singularidad arquitectónica la destaca como una de las maravillas del mundo moderno, pues más allá de su valor religioso, se ha convertido en un símbolo de la labor minera, que ha sido uno de los grandes pilares de la región. Uno de los principales atractivos es el recorrido guiado por este monumento subterráneo, en el que se pueden observar también el magnífico espejo de agua en su interior y un show de luces que da un aire sofisticado a cada rincón.

En torno a la Catedral se han levantado nuevas atracciones familiares, entre las que se cuentan el Museo de la Salmuera, el Parque Temático de la Sal, el muro de escalada; además se puede vivir la experiencia de ser minero, en un recorrido guiado con el equipamiento de trabajo y de seguridad propios de la actividad.

También existe la opción de realizar un City tour que incluye otros sitios de interés turístico en la ciudad, como Parque Central de la Esperanza, la Estación del tren, el Parque Villaveces López, el Museo Arqueológico, entre otros.

Una manera interesante de recorrer el Centro Histórico de Zipaquirá es en un tren local, que te lleva en un recorrido de aproximadamente 35 minutos por varios de los lugares más emblemáticos de la población.

Si vienes desde Bogotá, puedes llegar en el Tren de la Sabana, cuya última estación se encuentra en este municipio cundinamarqués. Este medio de transporte funciona sólo los fines de semana y puede ser abordado en dos puntos de la Capital; la experiencia de viajar en una antigua pero perfectamente conservada locomotora a vapor, es cómo viajar en el tiempo.

Gastronomía

En la región de la Sabana de Bogotá, las preparaciones con maíz son las protagonistas: sopas, almojábanas, mazorcas asadas, arepas, envueltos, entre otras preparaciones cuyo principal ingrediente es este grano que ha sido el principal alimento de la región desde la época precolombina.

El chivo asado y la gallina criolla son otras de las especialidades de la cocina zipaquireña, que se combinan con las sopas típicas, como el cuchuco de cebada o maíz.

Los postres y helados también son fuerte de la región, pero en materia de dulces existe uno que destaca por su tradición, se trata del ‘carmelito rojo’, un caramelo cuya preparación hace parte del acervo cultural de población.