Descender en una balsa por un río de buen caudal, de eso de trata el rafting o balsaje, uno de los deportes de aventura más popular alrededor del mundo. Con tres cadenas montañosas y un clima muy húmedo, nuestro país tiene el potencial para transformarse en referente de este deporte en Suramérica. Gracias a su riqueza hidrográfica, Colombia cuenta con excelentes escenarios para su práctica, muchos de ellos muy conocidos. Pero en Turkiis.com queremos contarte acerca de tres lugares menos populares donde puedes practicarlo.

1. Un río de película en Santa Marta

Cerca de la capital del Magdalena, se encuentra el espectacular río Don Diego, un caudaloso torrente que ofrece a los aventureros rápidos de nivel 4 – 5, es decir de oleajes fuertes y constantes que exigen un alto grado de coordinación y algo de experiencia en esta práctica.

Sus aguas cristalinas, que fueron locación de la película ‘La Misión’, forman pozos en los que también es delicioso tomar baños relajados y disfrutar de la frescura de sus aguas. Además existe la opción de realizar el descenso por su caudal en neumáticos o boyas.

20160108_150830

2. Caquetá, aventura y naturaleza

El río Orteguaza, es el sueño de los aventureros que aman la naturaleza, pues está rodeado del paisaje selvático que caracteriza al departamento del Caquetá; parte de sus 130, 6 km. de longitud pasan por la zona rural de Florencia, en un tramo que ofrece rápidos de nivel dos, lo que significa que su caudal posee olas rápidas sin rompientes, características que lo hacen perfecto para quienes se aventuran a la práctica del rafting por primera vez o que lo practican de manera esporádica.

Te recomendamos que además del rafting disfrutes también de otras prácticas de aventura como el torrentismo, en cascadas que alcanzan los 82 mts. de altura; o de actividades menos extremas como el avistamiento de aves o la espeleología recreativa.

3. El espumoso caudal del Ariari

rafting-988012_640El río Ariari, es el caudal que baña a Granada, Meta. En esta población que se ha convertido en el segundo destino turístico, se puede practicar rafting en rápidos de nivel 3, lo que significa que se caracterizan por oleajes moderados que presentan obstáculos en el medio del cauce. Sus aguas blancas debido a la espuma que se genera en la superficie a causa de la agitación de los fuertes rápidos.

Las corrientes del Ariari son perfectas para quienes inician en esta actividad, pues aunque exigen coordinación a los ocupantes de la balsa, sin que sea necesario ser experto.
Si haces tiempo te recomendamos también visitar las Piscinas del Guejar, un fabuloso paisaje donde podrás disfrutar de frescas y cristalinas aguas y hermosas cascadas.