¡Vamos a nadar en un volcán! ¿Te suena el plan? Pues te contamos que en Colombia es posible, y además resulta bueno para la salud. Y ¿Dónde ocurren tantas maravillas? Pues muy cerca de Cartagena, por la vía a Barranquilla en el lugar conocido como el Volcán del Totumo.

Este atractivo natural no coincide en nada con el concepto convencional de un volcán; su altura apenas alcanza 15 mts., sobre el nivel del mar, y en lugar de magma hirviente lo que expulsa es un lodo compuesto por una variedad de sales minerales que traen grandes beneficios para la piel y ayudan al control de los síntomas de enfermedades como la artritis, el ácido úrico, mala circulación, entre otras.

Para nadar en el lodo del Volcán del Totumo hay que ascender por una escalera rústica que lleva al cráter. Una recomendación es llevar calzado antideslizante, pues al acercarse a la cima, los escalones se vuelven algo resbalosos a causa del barro.

Una experiencia saludable y relajante

The Totumo volcanoUna vez allí puedes entrar al lodo sin temor a hundirte, pues es tan denso que hay que hacer un esfuerzo para sumergirte en él. Pero una vez allí, la sensación es de total bienestar, la tibieza del lodo resulta refrescante y además los efectos relajantes hacen que cada músculo de tu cuerpo se distensione.

Como si esto fuera poco, la comunidad que habita alrededor del Volcán del Totumo se ha organizado para ofrecer a los visitantes una experiencia completa. En la cima del volcán encontrarás pobladores locales que ofrecen masajes relajantes que potencian las propiedades del lodo, y al descender del volcán puedes bañarte en las aguas de la Ciénaga de Totumo, donde algunas mujeres locales te ofrecen retirarte el lodo y hasta lavar el traje de baño con que te sumergiste.

También encontrarás sitios de comida, donde los locales ofrecen diversas preparaciones típicas de la región y bebidas refrescantes.

El lodo que contuvo la furia del diablo

Y como todo en Colombia tiene un trasfondo mágico, el Volcán del Totumo no es la excepción. Cuenta la leyenda que en época de la Colonia, este volcán manaba lava hirviente y azufre. Entonces un monje pensó que este fenómeno era obra de satanás, así que decidió subir hasta el cráter y derramar sobre él algunas gotas de agua bendita.

Al hacer esto, según la leyenda, la furia del diablo fue controlada y  la lava se tornó en lodo, ese mismo que hoy, gracias a sus propiedades, sana las dolencias y brinda bienestar a quienes se bañan en él.

Así que si a tu City Tour por Cartagena quieres sumarle un baño en este lugar de leyenda, no dudes en consultar Turkiis.com.